Chacolí de Guetaria

Historia del Chacolí (Txacolí) de Guetaria

Algunos historiadores sit√ļan el origen de la actividad vin√≠cola en Espa√Īa en la √©poca fenicia y en el litoral suroccidental andaluz, siendo posteriormente los romanos los que continuaron con la producci√≥n de vinos en la pen√≠nsula incorporando sus propios m√©todos de elaboraci√≥n entre los que destaca la crianza en √°nforas de barro, colocadas en lugares soleados y pr√≥ximos a chimeneas. De esta forma obten√≠an unos vinos con texturas, aromas y sabores muy apreciados.

Con la llegada de los b√°rbaros el desarrollo de la viticultura en Espa√Īa sufri√≥ un gran declive, siendo posteriormente el pueblo visigodo el encargado de hacer posible la recuperaci√≥n de esta preciada tradici√≥n. En el siglo VIII, la llegada de los √°rabes y su prohibici√≥n cor√°nica de consumir bebidas alcoh√≥licas, introdujo algunas dificultades en esta actividad aunque el cultivo de la vid continu√≥ por parte de los cristianos, a los que algunas dinast√≠as √°rabes permitieron la elaboraci√≥n de vinos, sobre todo en los monasterios.

Despu√©s de la reconquista por parte de los reyes cat√≥licos, la vinicultura experiment√≥ un espectacular auge de mano de los monjes y frailes para los cuales el vino era un elemento imprescindible en sus rituales religiosos aunque tambi√©n se encargaron de abastecer sus bodegas para alegr√≠a de los lugare√Īos y peregrinos. En los siglos posteriores el vino se convirti√≥ en parte esencial en la dieta de la √©poca y comenz√≥ a comercializarse en lugares distintos a los de su producci√≥n.

El siglo XIX constituy√≥ un punto de inflexi√≥n en la actividad vin√≠cola ya que, por una parte, se sustituyeron las t√©cnicas artesanales por otras m√°s modernas en la elaboraci√≥n del vino, y por otra parte, la plaga de la filoxera que asol√≥ los vi√Īedos del norte de Europa, contribuy√≥ a la consolidaci√≥n de la vinicultura en Espa√Īa. Finalmente, esta plaga termin√≥ afectando tambi√©n a los vi√Īedos de la pen√≠nsula aunque su recuperaci√≥n fue m√°s r√°pida gracias a los injertos sobre patrones americanos.

En el siglo XX, la Guerra Civil primero y luego la II Guerra mundial, supusieron un duro golpe para el sector, no siendo hasta los a√Īos 50 que comenz√≥ su recuperaci√≥n. Desde entonces la renovaci√≥n y modernizaci√≥n de los procedimientos de elaboraci√≥n del vino han situado a los vinos espa√Īoles en igualdad de condiciones competitivas que los for√°neos, tanto en el mercado nacional como internacional.

Hasta hace dos d√©cadas, el buen chacol√≠ s√≥lo pod√≠a encontrarse en los caser√≠os, donde se elaboraba artesanalmente. Ahora, gracias a la implantaci√≥n de nuevas tecnolog√≠as este vino ha experimentado un gran resurgimento. No obstante, a pesar de la creciente demanda, apenas queda vino para su exportaci√≥n debido a su reducida √°rea de cultivo. La zona de producci√≥n de esta Denominaci√≥n de Origen comprende varios municipios de la provincia de Guip√ļzcua, como son Guetaria, Zaraut y Aia. La D.O. Chacol√≠ de Guetaria se cre√≥ en el a√Īo 1.990.

Climatología y suelos de Guetaria

El clima en esta regi√≥n del Pa√≠s Vasco es un clima suave, con temperaturas templadas, siendo la media anual de 13.5¬ļ, precipitaciones abundantes y moderada luminosidad. Son frecuentes las granizadas, lo que puede causar graves problemas a las vides.

Los vi√Īedos crecen en las colinas de las monta√Īas y acaban en el mar. Las vides se encuentran en zonas pr√≥ximas a la costa lo que las protege de las heladas y del fuerte sol estival. Se sit√ļan en pendientes escarpadas y las vides son guiadas con alambres. Las altitudes en las que se encuentran oscilan entre los 10 y los 100 metros, en un suelo arcilloso sobre el que reside una capa de arenisca.

Debido al alto √≠ndice pluviom√©trico,el agua se acumula alrededor de las ra√≠ces en invierno impidiendo el ataque de enfermedades, por lo que estos vi√Īedos no se vieron afectados por la filoxera. El oidum y el moho pueden causar problemas ocasionales y rara vez aparecen casos de brotytis.

Variedades de uva del Chacolí (Txacolí) de Guetaria

La D.O. Chacolí de Guetaria autoriza las siguientes variedades de uvas en la elaboración de sus vinos:

Blancas:

  • Hondarrabi Beltza. Es una planta de racimos compactos. Sus vinos presentan aromas frutales, con colores rojos con reflejos viol√°ceos. En boca son muy √°cidos.
  • Hondarrabi Zuri. Es una planta de racimos medianos y densos. Sus vinos son amarillos p√°lido. En nariz ofrecen intensos aromas c√≠tricos, a frutas maduras, hierbas y flores. En boca son frescos y f√°ciles de beber.

Tipos de Chacolís (Txacolís) de Guetaria

La mayor parte de la producci√≥n de chacol√≠ es de vinos blancos con una graduaci√≥n media de 10.5¬į. Es un vino fresco, ligero, de gusto permanente y con un toque de acidez.

Actualmente se le confiere un mayor peso frutal en boca. Es un vino joven de consumo anual. Se sirve en vasos chatos y a una distancia de una pulgada, debiendo ser ingerido antes de que pierda el borde espumoso que posee recién servido. El Txakolí de Guetaria es tradicionalmente vino blanco aunque algunos bodegueros más osados han comenzado a elaborar vinos tintos aunque en cantidades poco representativas.

El chacolí de Guetaria marida muy bien con aperitivos, pescado frito y embutidos varios y quesos suaves.

El maridaje del Chacolí (Txacolí) de Guetaria

En cuanto al maridaje nos las podemos entender perfectamente con unas cocochas de bacalao en la barra de una de las cientos de tabernas de chiquiteo de esa ciudad de cuento que es Vitoria. Tambi√©n podemos sorprender a nuestros invitados con un buen marisco norte√Īo, aunque sea humilde pero de raza, y un chacol√≠ bi√©n tirado. Bilbao tambi√©n cuenta con un importante arsenal de bares y tabernas donde refrescar chacol√≠. En la costa vasca, Guetaria (la patria de Juan Sebasti√°n Elcano) es otra de las ciudades del chacol√≠, donde se puede alternar maravillosamente en ambiente costero.

El chacol√≠ ha sido tradicionalmente un vino de ¬ęchiquiteo¬Ľ, de barra de bar. Una buena tirada desde lo alto y listo. Este maridaje lo contrae el chacol√≠ con los innumerables pinchos que nos ofrecen las tabernas del Pa√≠s Vasco. Sin embargo, como buen vino fresco, marida perfectamente en mesas de pescado y marisco.

Como sucede con vinos como los de Rueda o los Penedés rosados, resultan ideales cuando se sirven los entrantes que preceden a una buena comida. Pescados fritos, croquetas de pescado o marisco, ensaladas, revueltos de verduras, pescados ahumados… Los vinos frescos son los reyes de la mesa cuando se trata de disfrutar con los entrantes.

Las mejores a√Īadas de los Chacol√≠s (Txacol√≠s) de Guetaria

Las a√Īadas de 2000, 2001 y 2003 del chacol√≠ de Guetaria han sido calificadas de ¬ęmuy buenas¬Ľ por el Consejo Superior de las Denominaciones de Origen.

Las localidades del Chacolí (Txacolí) de Guetaria

Es el momento de seguir la ruta de aquellas localidades que, bien por ser productoras de este vino espumoso, como por ser consumidoras del mismo, contribuyen a la expansión de esta creciente actividad económica en la comarca.

  • Orio. Se trata de un importante puerto pesquero en cuyo muelle atracan los atuneros junto al edificio de la cofrad√≠a de pescadores. En sus calles se apelotonan casonas y torres, como las de Burundienea y Makazaga, hasta llegar a la iglesia de San Nicol√°s de Bari. Son famosos los asadores de pescador que salpican todo el puerto y confieren un inconfundible olor a pescado a la parrilla a todo el municipio. Nada como degustar un excelente besugo a la parrilla regado con un buen vaso de vino espumoso, fresco y suave, contemplando la actividad pesquera del lugar.
  • Zarautz. Aqu√≠ encontramos una de las playa m√°s grandes de Guip√ļzcoa. Sus restaurantes sobre la arena son muy sugerentes para catar las bondades de los chacol√≠s locales. Existen en esta villa seis bodegas inscritas en esta denominaci√≥n de origen, dedicadas a la producci√≥n de vino espumoso desde anta√Īo. En su casco antiguo merecen especial menci√≥n el palacio de Narros y la Torre Luzea del siglo XV, sin dejar de referirnos a la placentera actividad de recorrer las numerosas tabernas en las que el chacol√≠ puede acompa√Īarse de una amplia variedad de pinchos.
  • Getaria. Esta localidad da nombre a la denominaci√≥n de origen. Cuenta con un antiguo puerto pesquero en el que cada d√≠a nos ofrecen magn√≠ficos pescados y mariscos, ideales para acompa√Īar con un chacol√≠ de la zona. En su casco antiguo nos encontramos con la plaza Karrapona, la casa-torre de los Zarautz y la iglesia de San Salvador, as√≠ como con numerosos restaurantes con parrillas en las calles para asar los pescados frescos procedentes del puerto. Algunas de las bodegas que se encuentran en este municipio, pueden ser visitadas para conocer todo el proceso de elaboraci√≥n de este fabuloso vino espumoso, conocido como chacol√≠.
  • Zumaia. Cuenta con un apacible casco antiguo con la parroquia de San Pedro que alberga un retablo de Juan de Anchieta, as√≠ como numerosas casas-torre y palacios renacentistas. En este municipio no se produce vino pero es interesante visitar el museo Laia, dedicado a la historia de productos artesanales del Pa√≠s Vasco con utensilios utilizados para la elaboraci√≥n de vino.

Muy importante

Cuando nos referimos a notas de cata lo hacemos en referencia a vinos muy bien criados y afinados. Vinos que han superado todas las pruebas y que han demostrado estar a la altura de los consumidores m√°s exigentes.

En todas las Denominaciones de Origen hay vinos muy comerciales, vinos baratos que no se ajustan a una cata ciega. Por esa razón los descartamos.

Si usted desea someter a la cata de nuestros sumilliers un vino de su bodega o un vino de su preferencia sólo tiene que hacérnoslo saber poniéndose en contacto con nosotros.

Pero debe saber que nuestros sumilliers obrar√°n con justeza y es posible que no le guste lo que le digan del vino de su bodega o de su vino favorito.

Esperamos que entiendan que seamos tan estrictos. Todo ello redundar√° en beneficio de todos los amantes del vino.

Jaime Garrido
√öltimas entradas de Jaime Garrido (ver todo)

Deja un comentario