Maridaje en Baleares

Maridaje de los vinos de Baleares

El carácter isleño de las Baleares orienta su gastronomía hacia el mar, pero no se olvida de las buenas viandas de la tierra. Guisos y sopas de pescado, calderetas de marisco… El mar ha marcado profundamente las costumbres culinarias baleares.

De la tierra, el culto al cerdo de los pueblos del norte mediterráneo, se pone de manifiesto en las islas con numerosos embutidos autóctonos, con la sobrasada como su máximo exponente.

A estos parabienes hay que añadir los vinos baleares, poco conocidos pero amables y muy del gusto actual.

Una caldereta de bogavante en «El Cranc» (Menorca) acompañada por un espumoso de la D.O. Pla y Llevant nos trae el cielo a la tierra (todo ello bien pertrechados con un babero verde que te dan «de oficio».

Los restaurantes del puerto de Ciudadela compiten por la mejor caldereta de langosta y también la bordan, aunque nos quedamos con la de bogavante por ser más sabrosa.

Un atún a la ibicenca bien puede maridar con un tinto de Pla i Llevant, por tratarse de un pescado de los denominados «carnosos»

Los vinos tintos de la D.O. Binissalem-Mallorca bien pueden servirnos para refrescar una potente sobrasada de Inca (mejor si tiene un punto picante y está un poco braseada).

Las verduras mediterráneas también están presentes en las mesas baleares. La sopa de la huerta mallorquina es un buen exponente de esta saludable cocina. Para completar esta mesa podemos descorchar un blanco de Binissalem.

Los anaranjados quesos de Mahón pueden combinarse con vinos blancos, si no están muy curados, y con tintos si se trata de quesos más maduros. Mejor si se acompañan de pan de Inca, esas galletas saladas que dan vida a muchos platos.

La repostería balear es conocida en medio mundo. Su estrella es la ensaimada, en sus diferentes variantes. (Rellenas de cabello de ángel, de nata…).

Un mistela de la D.O. Vinos de Pla i Llevant nos vendrá estupendamente para acompañar esta merienda universal. También podemos acompañar la ensaimada con alguno de los licores que se destilan en las islas. Es posible que el mejor sea el de hierbas, aunque también nos gusta el de naranjas de Soller.

Jaime Garrido
Últimas entradas de Jaime Garrido (ver todo)

Deja un comentario