Vinos de Alicante

Historia de los vinos de Alicante

Algunos autores afirman que el vino de Alicante fue el primero en dar la vuelta al mundo. Los primeros vestigios de actividad vinícola se remontan a tiempos de los Ã­beros, continuando con los cartagineses y finalmente con los romanos quienes fermentaban y transportaban el preciado caldo en ánforas de barro.

Es a partir del siglo XV cuando estos vinos comienzan un largo periodo de esplendor que se prolongará hasta el siglo XIX.

En el siglo XVI, Fernando el Católico prohibió la distribución desde el puerto de Alicante de vinos procedentes de otras zonas, prohibición confirmada por Felipe II, lo que contribuyó a la consolidación de unos vinos que empezaban a exportarse a Inglaterra, Escocia y Flandes. A lo largo de la historia encontramos asociados estos vinos a grandes : Luis XIV, Felipe V, Alejandro Dumas y su Conde de Montecristo….

El siglo XIX supuso la edad de oro para el vino alicantino, parte de cuya producción se destinaba a vinos franceses para paliar la crisis en la producción vitivinícola de este país, debida a la plaga de la filoxera que dejó notablemente dañados sus viñedos.

En 1892, con los viñedos franceses ya recuperados comienza la decadencia y el ocaso del vino alicantino. Actualmente se está recobrando el protagonismo perdido gracias a la aplicación de nuevas tecnologías de producción y elaboración de vinos.

La climatología y el suelo

El clima es mediterráneo en la costa y continental suave en el interior. Factores como las altas temperaturas, la escasez de lluvias, el elevado número de horas de insolación, y la menor altitud sobre el nivel del mar determinan la diferenciación de los vinos de Alicante. En las comarcas del interior el clima continental constituye un microclima marítimo favorecido por la brisa marina.

Los suelos son muy calizos, de color pardo y con escasa acumulación de arcilla; pobres en materia orgánica y ricos en minerales, factores todos propicios para el cultivo de la vid y la obtención de vinos de calidad.

vinos de alicante denominación de origen

Variedades de vinos de Alicante

Su vino histórico más afamado y característico fue el fondillón, vino dulce elaborado con la variedad Monastrell sobremaduradas en la cepa como mínimo 10 años y en cuya fermentación se utilizan únicamente levaduras autóctonas. Es un espléndido vino rancio, de alta graduación , color oro viejo con matiz rojizo y potente aroma a madera.

En la actualidad esta Denominación de Origen produce unos magníficos vinos moscatel de sabor a mandarina y miel, y unos vinos blancos aromáticos y robustos.

Los vinos tintos proceden de variedades como monastrell, tempranillo, garnacha, cabernet sauvignon y syrah.

Los vinos rosados se elaboran a partir de variedades tintas, de aspecto limpio y brillante, con coloraciones que van del grosella al cereza, y sabor fresco y largo., de gran fragancia y equilibrio.

El vino de licor, Moscatel o mistela es elaborado con la variedad moscatel de Alejandría en la zona de la Marina Alta. Se trata de un vino dulce y untuoso que presenta una amplia gama de colores desde el amarillo pajizo hasta el ámbar más oscuro.

Características de las uvas:

  • Monastrell. También conocida como Alcayata, Gayata y Garrut. Es una planta muy resistente a las heladas y la sequía. Sus racimos son grandes y compactos. Sus vinos son intensos, aromáticos, de color rubí y alta graduación. En boca son secos y carnosos.
  • Tempranillo. Es una cepa vigorosa y sensible a las enfermedades. Sus racimos son medianos y compactos. Sus vinos son de excelente calidad. Son vinos equilibrados, alcohólicos, ligeramente ácidos, y de suaves aromas e intenso color rubí. Es un vino muy apto para su envejecimiento en roble.
  • Garnacha. Este tipo de uvas se encuentran en zonas cálidas y la calidad de sus vinos dependerá de los caracteres climáticos de la zona. Producen excelentes rosados muy afrutados. Los vinos tintos, muy aromáticos y con buena graduación, recuerdan en nariz la frambuesa y ciruelas pasas.
  • Cabernet sauvignon. También conocida como Burdeos tinto, Carbouet, Petit cabernet y Vidure. Procede de la región francesa, Burdeos, y se cultiva en todas las zonas cálidas del mundo.Es una planta vigorosa con rendimientos no muy elevados. Sus racimos son mediano y poco compactos. Se usa como mejorante en el envejecimiento de vinos. Sus vinos son secos, con cuerpo, alcohólicos, ácidos, de color violeta intenso. En nariz son intensos, florales y vegetales. En boca presentan gran sabor.
  • Syrah. También llamada Hignin Noir, Petite sirah, Serine, Hermitage y Sirac. Algunos sitúan su origen en Oriente Medio mientras que otros lo hacen en Siracusa (Italia). Es una planta de bajo rendimiento que gusta del sol y el calor y resiste bien las enfermedades. Sus racimos son medianos y compactos. El vino que se elabora con ella es de gran cuerpo, aroma ahumado y de color rojo oscuro.
  • Moscatel de Alejandría. Es una cepa de brotación tardía que gusta de terrenos cercanos al mar y soleados. Produce vinos muy atractivos, de baja acidez, muy aromáticos y frescos.

El maridaje de los vinos de Alicante

Las tierras alicantinas son ricas en productos gastronómicos de primer orden. En la costa, los arroces son los protagonistas, aquí tienen todo lo que necesitan para llegar a la mesa con todo el sabor. En el interior las recetas son menos ligeras, prevaleciendo los platos de caza, setas y las legumbres.

Las «olletas» del interior combinan legumbres, carnes magras, cereales y verduras. Son platos de invierno que se pueden tomar perfectamente en verano, platos caldosos exquisitos de tomar. Un buen vino tinto alicantino les va pintiparado a estas recetas ancestrales que todavía perviven en tierras de Alicante.

Los asados de costa alicantinos también le hecen sitio a un blanco de esta tierra de mar y monte. Una lubina asada o a la espalda bien se refresca con estos blancos nuevos a su temperatura de servicio. Mejor si es frente al mar.

El «arroz a banda» es otra exquisitez de Alicante que podemos degustar en multitud de lugares de Benidorm, Altea, Calpe y tantos pueblos de la costa. Nuestra predilección por este arroz nos viene de pensar en el milagro del sabor de un arroz que no lleva ninguna compañía, tan sólo el grano. Los caldos con los que se cuecen estos arroces son suculentos y llevan todo el sabor del mar. Como maridaje, nada mejor que un vino blanco a su precisa temperatura de servicio.

Las cocas alicantinas son conocidas en toda España. De atún, de verduras, de queso y jamón… En cualquiera de sus variedades, las cocas represetan una comida ligera, veraniega, una fenomenal merienda. Un tinto no le hace mal a este sencillo manjasr alicantino.

Como entrante, una ensalada de bogavante nos viene al pelo, sobretodo si descorchamos un rosado bien fresco. La ensalada de bogavante es un clásico de la cocina costera de Alicante, ideal para abrir una estupenda comida veraniega.

Los postres a base de dulces y las meriendas los podemos ayudar de un buen mistela, que los tiene muy buenos esta tierra. Hojaldres, pasteles de almentra o crema, pastas… Todos ello lo podemos maridar con estos dulces vinos destinados a la consagración (por algo será).

Las mejores añadas de los vinos de Alicante

Según el Consejo Superior de las Denominaciones de Origen la mejor añada de los vinos de Alicante ha sido la del año 2006, valorada como «excelente».

Por su parte, los años 1990, 1998, 1999, 2000, 2001, 2004, 2005 y 2007 han sido calificados como «muy buenos» por esta misma institución.

Localidades del vino de Alicante

Dos son las comarcas alicantinas, cuyas localidades se dedican al cultivo de determinadas variedades de uvas, de las que se obtiene sus cada vez, más afamados vinos. Haremos un breve recorrido por cada una de ellas, comenzando por la comarca de Marina Alta para terminar por la comarca de Vinalopó.

  • Dénia. Es la capital de la comarca de Marina Alta. Es una localidad eminentemente pesquera, cuyo puerto, goza de gran actividad y prestigio, dada la calidad de los productos de su lonja. Cuenta con una merecida fama gastronómica, basada en los productos del mar, así como en la cocina tradicional arrocera. La elaboración de vino también tiene una tradición muy arraigada, pudiéndose visitar el Museo Etnológico, en el que se encuentran todos los elementos relacionados con esta actividad.
  • Jávea. Esta localidad cuenta con un bien conservado casco antiguo medieval, que es el deleite de cuantos lo visitan. No obstante, lo más espectacular de Jávea, es su línea litoral, salpicada de torres vigía. En cuanto a la gastronomía, pueden degustarse en sus restaurantes y bares, los platos típicos de la zona, acompañados de un buen vino de la región.
  • Teulada. Llama la atención, la muralla que la rodea, construida en tiempos en los que era necesaria la protección ante el peligro de la piratería berberisca. En esta localidad se elabora tanto vino blanco como vino moscatel, ambos muy apreciados por sus habitantes.
  • Moraira. Entre la localidad anterior y ésta, se extienden amplios campos de viñas, en los que se cultiva casi exclusivamente, la variedad moscatel, que origina la famosa uva pasa.

Muy importante

Cuando nos referimos a notas de cata lo hacemos en referencia a vinos muy bien criados y afinados. Vinos que han superado todas las pruebas y que han demostrado estar a la altura de los consumidores más exigentes.

En todas las Denominaciones de Origen hay vinos muy comerciales, vinos baratos que no se ajustan a una cata ciega. Por esa razón los descartamos.

Si usted desea someter a la cata de nuestros sumilliers un vino de su bodega o un vino de su preferencia sólo tiene que hacérnoslo saber poniéndose en contacto con nosotros.

Pero debe saber que nuestros sumilliers obrarán con justeza y es posible que no le guste lo que le digan del vino de su bodega o de su vino favorito.

Esperamos que entiendan que seamos tan estrictos. Todo ello redundará en beneficio de todos los amantes del vino.

Jaime Garrido
Últimas entradas de Jaime Garrido (ver todo)

Deja un comentario