Vinos de Cariñena

Historia de los vinos de Cariñena

Las primeras noticias de los vinos de Cariñena se remontan al siglo III a.C., cuando sus habitantes lo bebían mezclado con miel. Podemos encontrar citas de estos vinos en obras como «El Quijote», «Don Juan Tenorio» y «La venganza de Don Mendo».

En 1996 se crea el Estatuto del Vino cuya función era velar por la calidad del producto vinícola.

Denominación de origen reconocida desde los primeros años de la década de los 60, es una de las más clásicas de España. Goza de una excelente reputación gracias a la calidad de sus vinos y a la intensa producción de los mismos. Cuando los viñedos del país vecino, Francia, se vieron afectados por la filoxera, el vino de Cariñena resultó ser el gran beneficiado duplicándose sus plantaciones en poco tiempo.

La tradición vitivinícola está muy arraigada en esta zona siendo una de las comarcas rurales de Aragón que menos población ha perdido gracias a que sus jóvenes y una importante cantidad de inmigrantes asentados en sus tierras continúan con el cultivo de las viñas y la producción de vino.

Una curiosa tradición que data del año 1.585 se repite cada año en la localidad de Cariñena en su Fiesta de la vendimia. Dicha tradición consiste en que de su fuente de la Mora se hace brotar vino en lugar de agua. Muchas empresas vinícolas muestran in situ el proceso de elaboración del vino así como sus instalaciones, todo ello orientado al turismo que la cultura del vino atrae. Uno de sus atractivos turísticos lo constituye la Casa de la Vid y del Vino que muestra un recorrido por la historia vitivinícola además de ofrecer a sus visitantes la posibilidad de catar y degustar sus vinos y, como no, de adquirirlos.

La climatología de Cariñena

El clima de la región de Cariñena es de tipo continental, caracterizándose por inviernos fríos y veranos muy calurosos. Los vientos soplan fuerte y el paisaje de naturaleza semiárida. Las lluvias son más frecuentes en las zonas montañosas, mientras que en las llanuras sólo se producen chubascos primaverales y tormentas estivales.

Museo del vino Cariñena

El suelo

Podemos encontrar estribaciones montañosas, son suelos pobres y rocosos que producen poca uva pero de calidad. A medida que se suavizan las colinas, el suelo se llena de guijarros y aunque no recibe mucha lluvia, constituye un buen terreno para el cultivo de la vid. Es en las llanuras donde las condiciones son más favorables para las vides, caracterizándose el terreno por sus arcillas miocenas.

Variedades de uva

La garnacha tinta es la uva que se ha cultivado preferentemente en la producción de vinos tintos aunque está siendo sustituida por la tempranillo, la cariñena o mazuela y la cabernet sauvignon. Para la elaboración de los vinos blancos se usan los siguientes tipos de uvas: macabeo, garnacha blanca, moscatel romano, parellada y chadonnay.

Estas son las uvas de cariñena:

  • Garnacha. Este tipo de uvas se encuentran en zonas cálidas y la calidad de sus vinos dependerá de los caracteres climáticos de la zona. Producen excelentes rosados muy afrutados. Los vinos tintos, muy aromáticos y con buena graduación, recuerdan en nariz la frambuesa y ciruelas pasas.
  • Tempranillo. Es la uva española por excelencia originaria de la Rioja. Es una planta robusta, sensible a la sequía y a las enfermedades. Es de maduración temprana y sus racimos son medianos y densos. Sus vinos son de excelente calidad, equilibrados, alcohólicos, levemente ácidos, con aromas a fresas y frutos silvestres; su color es rubí intenso. Es un vino apto para el envejecimiento en roble.
  • Mazuela. Es una planta de brotación tardía, productiva, aunque muy sensible a las enfermedades. Se suele mezclar con garnacha o tempranillo, dando lugar a vinos muy aptos para el envejecimiento.
  • Cabernet sauvignon. Procede de la región francesa , Burdeos, y se cultiva en todas las zonas cálidas del mundo.Es una planta vigorosa con rendimientos no muy elevados. Sus racimos son mediano y poco compactos. Se usa como mejorante en el envejecimiento de vinos. Sus vinos son secos, con cuerpo, alcohólicos, ácidos, de color violeta intenso. En nariz son intensos, florales y vegetales. En boca presentan gran sabor.
  • Macabeo. Es una cepa de brotación tardía, resistente a las heladas y sequías y sensible a las enfermedades. Sus racimos son grandes y densos. Sus vinos son de buena calidad, color pajizo con tonos verdes. En nariz presentan intensos aromas frutales, en boca son suaves y afrutados, elegantes, equilibrados y levemente amargos. Son vinos de baja graduación.
  • Garnacha blanca. Es una cepa muy productiva y resistente a las enfermedades. Sus racimos son medianos y compactos. Sus vinos, son vinos con cuerpo, elegantes, de color amarillo pajizo, con aromas florales.
  • Moscatel romano. Su origen se supone en Alejandría. Es una planta de brotación tardía, sensible a enfermedades como el oídio. Se usa para la elaboración de vinos de mesa, vinos dulces, mistelas y vinos blancos secos. Sus vinos son de baja acidez, aromáticos y frescos.
  • Parellada. Es una planta de maduración tardía, de alta productividad. Sus vinos son pálidos, delicados en nariz y de baja acidez. Tienen poco cuerpo y baja graduación alcohólica. Son vinos ideales para su consumo cuando son jóvenes.
  • Chardonnay. Procede de la región francesa de Borgoña. Es una planta de fácil cultivo y muy sensible a las heladas. Se adapta bien a todo suelo que no presente una elevada humedad, es de brotación temprana y sus racimos son pequeños y densos. Sus vinos son elegantes, equilibrados, con mucho cuerpo, elevada acidez y armoniosos. En nariz es un vino intenso con toques ahumados a frutas maduras. En boca es graso con recuerdos tostados.

Los vinos de cariñena

Tradicionalmente, los vinos de Cariñena han tenido fama de potentes, de vinos poderosos.

Actualmente, los bodegueros han conseguido mantener todo el carácter del vino de Cariñena pero adaptando gusto y aroma a las tendencias actuales.

La producción de vino de Cariñena es fundamentalmente de vinos tintos. Los vinos blancos aportan tan sólo una pequeña parte del total. También en Cariñena se producen vinos de licor y moscatel.

En la actualidad, pedir un Cariñena es sinónimo de buscar sabores nuevos con regusto tradicional. Porque hay vinos en el mercado que han olvidado su pasado y han olvidado la esencia. No es el caso de este vino que ha sabido mejorar respetando toda su esencia, la de uno de los vinos más apreciados y conocidos de España.

El maridaje de los vinos de Cariñena

Aragón es una tierra rica en recetas poderosas que maridan francamente bien con los nobles vinos de Cariñena.

Los cariñenas suelen ser vinos tintos y los platos aragoneses suelen elaborarse a base de carnes o pescados carnosos por lo que su conjugación no puede ser más noble. Un «ternasco aragonés» bien regado resulta delicioso para los que aman los sabores de siempre.

El «arroz del Pirineo» es una joya poco conocida que podemos degustar por estas tierras de interior. En este caso podemos maridar tanto con tintos suaves como con blancos.

El «bacalao al ajo arriero» es un plato rotundo al que debemos refrescar con un buen tinto. Lo mismo sucede con la sabrosa «caldereta de Alcañiz» y otras recetas de la zona.

En lo que respecta a los quesos, Aragón dispone de una amplia paleta de quesos con los que merendar o tomar el aperitivo. Nos quedamos con un «queso de Tronchón» no muy curado y una copa de vino de Cariñena mientras «hacemos el aperitivo».

No podemos hablar de maridaje de vinos de Cariñena y olvidarnos de ese tesoro de Aragón que es el jamon de Teruel. Alternar con copas de este vino ante unas lonchas de este fabuloso jamón de raza blanca, curado con los vientos frios de la montaña resulta un canto a la autenticidad y una delicia para los sentidos.

Por último, un moscatel de Cariñena nos puede servir para acabar una buena comida con platos de la nutrida repostería aragonesa, en la que no deberán faltar las «frutas de Aragón».

Las mejores añadas de los vinos de Cariñena

Los años 1998, 2001, 2004 y 2005 han sido calificados como «excelentes» por el Consejo Superior de las Denominaciones de Origen. Además, las añadas correspondientes a 1990, 1991, 1992, 1993, 1996, 2000, 2002 y 2006 han sido calificadas como «muy buenas» por esta misma institución.

Las localidades del vino de Cariñena

Ha llegado el momento de hacer un breve recorrido por las localidades que integran esta denominación de origen, con el fin de conocer los rincones , monumentos y gastronomía que pueden ofrecer a sus visitantes.

  • Cariñena. Este municipio es la capital indiscutible de la comarca, donde, cada año, en la fiesta de la vendimia, el agua de la fuente de la Mora es sustituida por vino, tradición que data del año 1585. El enoturismo ha crecido considerablemente en los últimos años en todas las localidades de la comarca, afanándose las bodegas por ofrecer a sus visitantes visitas guiadas, así como catas de los vinos que elaboran. Algunas de estas bodegas, cuentan en sus instalaciones con magníficos restaurantes donde poder degustar la gastronomía local. Visita obligada para los enoturistas es el Museo del Vino que hoy acoge la sede del Consejo Regulador de la denominación de origen Cariñena.
  • Muel. Destaca en esta localidad, la ermita de la Virgen de la Fuente, sostenida por un magnífico dique romano, cuyas aguas impregnan de color el parque más hermoso de la comarca. En la ermita se pueden contemplar unos fabulosos frescos pintados por Goya en las pechinas.
  • Fuendetodos. Este municipio rinde un merecido homenaje al genial pintor Francisco de Goya y Lucientes, en el museo del Grabado donde se expone la documentación de su obra y la casa natal del genio, declarada Monumento Histórico Artístico. Otros puntos de interés en esta localidad es la iglesia dedicada a la Virgen de la Asunción que ejemplifica la transición del mudéjar al barroco del siglo XVII. Pasear por sus calles nos lleva a un viaje por el tiempo que toma como nexo de unión el vino y el arte.
  • Aguarón,Cosuenda y Almonacid de la Sierra. En estos municipios es la naturaleza la protagonista. Están dominadas por la sierra de Algairén en la que existen numerosos senderos y rutas para los amantes del senderismo, así como merenderos en los que poder organizar una comida de campo.
  • Tosos. Aquí encontramos el bello embalse de Las Torcas, agradable lugar para pasear en el que podemos encontrar fuentes y merenderos para disfrutar de un tranquilo día de campo. En las serenas aguas de este embalse, se puede practicar piragüismo y remo con una seguridad garantizada.

Muy importante

Cuando nos referimos a notas de cata lo hacemos en referencia a vinos muy bien criados y afinados. Vinos que han superado todas las pruebas y que han demostrado estar a la altura de los consumidores más exigentes.

En todas las Denominaciones de Origen hay vinos muy comerciales, vinos baratos que no se ajustan a una cata ciega. Por esa razón los descartamos.

Si usted desea someter a la cata de nuestros sumilliers un vino de su bodega o un vino de su preferencia sólo tiene que hacérnoslo saber poniéndose en contacto con nosotros.

Pero debe saber que nuestros sumilliers obrarán con justeza y es posible que no le guste lo que le digan del vino de su bodega o de su vino favorito.

Esperamos que entiendan que seamos tan estrictos. Todo ello redundará en beneficio de todos los amantes del vino.

Jaime Garrido
Últimas entradas de Jaime Garrido (ver todo)

Deja un comentario